Buscar este blog

Cargando...

viernes, 9 de enero de 2015

Oración para la liberación de los traumas

Oración para la liberación de los traumas.

 
Sé que tengo un poder infinito dentro de mí,
cuya fuerza deshace los traumas del pasado;
y sé que hay una Sabiduría Infinita en mi subconsciente,
que transforma la sombre en luz.
Estoy libre del pasado.
 
Empiezo, aquí y ahora, una nueva vida, con la mente pura;
por eso, nunca revuelvo el pasado, pues el pasado no existe.
Yo soy lo que soy ahora, y ahora mi mente está libre,
pura, iluminada, positiva y saludable.
Ésta es mi verdad. Ahora soy así y así seré siempre.
Amén.

Oración de protección contra el mal que los demás te desean.

Oración de protección contra el mal que los demás te desean.

 
Me envuelvo ahora en un circulo luminoso de protección divina.
Ningún mal puede penetrar este circulo alrededor de mí.
Dios está conmigo; por eso,  Dios y yo somos la fuerza más poderosa del mundo, contra la cual nada y nadie puede.
Estoy tranquilo, confiado, seguro de mí, despreocupado y libre.
La Luz infinita ilumina mis pasos y sólo pasaré por caminos bendecidos, divinos y maravillosos,
Así es y así será.

Señor, Dios nuestro

Que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos ha amado y nos ha dado consuelo eterno y esperanza gracias a su bondad, anime sus corazones y los mantenga a ustedes constantes en hacer y decir siempre lo bueno. 2 Ts 2:16-17
Señor, Dios nuestro, Padre del cielo y de la tierra, nuestro Padre, nuestro Señor y Soberano, te damos gracias porque hasta el día de hoy tú nos has guardado, guiado y librado de gran necesidad.
Te alabamos con corazones llenos de esperanza mientras continúa nuestra peregrinación.
Porque el día de Navidad se acerca con su mensaje de esperanza que de algún modo te honremos sólo a ti, pese a todo obstáculo, pecado, confusión y pese a toda muerte y el horror a morir.
Sabemos que tú nos conservas en tu dominio.
Con tu ayuda nosotros podemos mirar hacia el futuro, y así una y otra vez dar un pequeño paso adelante y vivir para alabar y honrar tu nombre.
Entonces reside con nosotros hoy y bendícenos.
Amén.

Oración al Espíritu Santo - Himno


Oración al Espíritu Santo - Himno


Ven, oh, Creador Espíritu Santo, visita de tus siervos las potencias, llena de tus divinas influencias y de gracia, las almas que has criado.
 
Tú eres abogado y fiel consuelo, don de Dios soberano y excelente, caridad, fuego hermoso, viva fuente, y espiritual unción toda del cielo.
 
Tú que con siete dones resplandeces, de la diestra del Padre poderoso eres dedo, promesa, don gracioso, que las lenguas de voces enriqueces.Enciende tu luz bella en los sentidos, infude al corazón tu amor ardiente, con virtud roborando permanente los desmayos del cuerpo padecidos.
 
Ahuyenta al enemigo más perverso, danos pronto la paz firme y constante, siendo nuestro adalid, yendo adelante, evítanos así todo lo adverso.
 
Concédenos que al Padre conozcamos por tí, y al Hijo amado confesemos, y a tí, Espíritu de ambos, veneremos, y en todo tiempo firmes te creamos.
 
La gloria a Dios Padre omnipotente; al hijo soberano, que glorioso resucitó triunfante y victorioso, y al Espíritu Santo eternamente. Así sea.
 
Ven, oh, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.
 
Envíanos, Señor, tu Espíritu y nuestros corazones serán creados de nuevo.
Y renovarás la faz de la tierra
 
Oración
 
Oh, Dios, qu te dignaste ilustrar los corazones de tus fieles con la claridad del Espíritu Santo, concédenos que, animados del mismo Espíritu, sepamos juzar y obrar con rectitud, y disfrutemos siempre de sus celestiales consuelos. 

Amén.

Oración para superar la debilidad y la pereza físicas

Oración para superar la debilidad y la pereza físicas

 
Mi cuerpo es el cuerpo del Altísimo; por eso, es fuerte como una columna de hormigón, está bien construido como las grandes catedrales, es bello y atractivo como los templos más grandiosos.
La energía infinita brota en mí con ímpetu y tengo plenas las fuerzas. Una vitalidad increíble me domina y siento ganas de trabajar, de seguir adelante en mis proyectos, de cumplir mi misión y sembrar la buena simiente que me dará frutos maravillosos.
¡Que fuerte y sano me siento! Mi cuerpo es energía. Siento una elasticidad dinámica dentro de mí que me empuja hacia delante.
Estoy reanimado, revitalizado y lleno de salud, por el Poder Divino que se está manifestando en mí ahora.

Oración a Santa Teresita para pedirle su intercepción en favores Especiales

Oración a Santa Teresita para pedirle su intercepción en favores Especiales

¡ Oh Teresa del Niño Jesús! Vengo a tus plantas lleno de confianza a pedirte favores.
La cruz de la vida me pesa mucho y no encuentro más que espinas entre sus brazos.
¡ Florecita de Jesús!
Envía sobre mi alma una lluvia de flores de gracia y de virtud para que pueda subir el Calvario de la vida embriagado en sus perfumes. Mándame una sonrisa de tus labios de cielo y una mirada de tus hermosos ojos...
Que valen más tus caricias que todas las alegrías que el mundo encierra.
¡Dios mío!. Por intercesión de Santa Teresita dadme fuerza para cumplir exactamente con mi deber, y concededme la gracia que humildemente te pido.
Amén

jueves, 8 de enero de 2015

para pedir la Sanación de un Enfermo

Oración a Santa Gema para pedir la Sanación de un Enfermo

¡Oh gloriosa protectora nuestra Santa Gema!,
tú que cruzaste este valle de lágrimas
sobre las punzantes espinas del infortunio,
experimentando toda suerte de trabajos y dolores,
compadécete,
desde el encumbrado trono de gloria,
que gozas en el cielo,
de quienes nos sentimos desfallecer
bajo el peso de la desgracia,
alcánzanos la salud de la persona amada
por la que te invocamos,
(hacer la petición)
si ha de ser para mayor bien espiritual
de nuestras almas.
Rezar Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
¡Oh poderosa intercesora ante el trono de Dios
abogada nuestra Santa Gema!,
por la ardiente caridad para con el prójimo
que inflamó tu pecho,
empujándote al alivio de todas las necesidades,
corporales y espirituales,
vuelve compasiva tu mirada hacia nosotros,
alcanzándonos con tus ruegos
de Nuestro Señor Jesucristo
recupere la salud el ser querido
sobre el que invocamos
confiados en tu valiosísimo patrocinio.
Rezar Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
¡Oh esclarecida taumaturga del siglo XX!,
admirable Santa Gema,
ya que el Señor te ha otorgado derramar,
sobre la Humanidad
doliente bondades y prodigios sin cuento,
intercede benignamente por nosotros,
alcanzándonos gozar jubilosos
el beneficio de la salud
que te suplicamos para gloria de Dios
y santificación de nuestras almas.
Amén.
Rezar tres Padrenuestro, tres Avemarías y tres Glorias.
Hacer la oración y los rezos durante tres días consecutivos.

sábado, 29 de noviembre de 2014

MEDALLA MILAGROSA



MEDALLA MILAGROSA.
El mensaje principal de estas apariciones ocurridas el 18 de julio y el 27 de noviembre de dicho año fue presentar al mundo una medalla en que la Virgen aparece como Inmaculada, Reina, Corredentora y Medianera de las gracias. La Santísima Virgen en persona presentó a Sor Catalina el modelo de esta medalla:
"Haz acuñar una medalla conforme a este modelo. Las personas que la llevan con confianza recibirán abundantes gracias".
Miremos la Medalla y descubramos en sus dos caras que se complementan el Mensaje esencial del Misterio de la salvación.
ANVERSO DE LA MEDALLA María Inmaculada, Madre de los hombres. María, mensajera, de la ternura de Dios, se muestra en pie. Viene hacia nosotros con las manos abiertas y en actitud de acogida. María es la sin pecado. Por eso aplasta la cabeza de la serpiente. Se lee una oración "Oh María sin pecado concebida rogad por nosotros que recurrimos a vos". Nos da a conocer que es la Inmaculada Concepción.
REVERSO DE LA MEDALLA El proyecto de amor de Dios hacia los hombres. La M coronada por la cruz: María esta íntimamente unida al misterio de la Pasión y de la Cruz de su Hijo, desde el Pesebre hasta el Calvario. Dos corazones: el de Jesús y el de María. Representan la fuerza del amor que llega hasta la entrega total. María entró plenamente en ese Misterio de Amor de nuestra redención. Doce estrellas: Jesús estableció su Iglesia sobre el fundamento de Pedro y sus Apóstoles.
María Estrella de la Evangelización. Los fieles la llaman "Medalla Milagrosa" proclamando así que es un signo, el signo de la protección maternal de María.
ORACIÓN A LA VIRGEN DE LA MEDALLA MILAGROSA.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
-- Oh María, sin pecado concebida--
-- Rogar por nosotros que recurrimos a Vos
-- Sin tardanza pregona, lengua mía.
-- Las glorias y alabanzas de María.
-- Atiende a mi socorro, gran Señora.
-- Y ampáreme tu diestra protectora.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio sea ahora y siempre por los siglos de los siglos, Amén.
¡ Oh Jesús Señor nuestro !, que has querido glorificar con innumerables prodigios/ a la Bienaventurada Virgen María/desde el primer instante de su Concepción inmaculada/ te suplicamos/ que cuantos devotamente imploramos tu protección en la tierra/merezcamos gozar de tu vista en el cielo/Tu que vives y reinas/ con el Padre y el Espíritu Santo,/ Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
¡ Oh María ! por tu mediación/ damos infinitas gracias a Dios / por el favor que dispensaste a tu querida sierva/Sta. Catalina Labouré,/apareciéndote pura y sin mancha de pecado,/ofreciéndole como remedio de todos los males/ la Medalla Milagrosa./ Por este favor te pedimos/ que nos hagamos dignos de tu protección/y verdaderos devotos de tu Purísima Concepción./ Amén.
Acuérdate oh piadosísima Virgen María,/ que jamás se ha oído decir / que ninguno de los que han acudido a tu protección, / implorando tu asistencia/ y reclamando tu socorro,/haya sido abandonado de Tí. Animados con esta confianza,/ a Tí también acudimos / oh Virgen, Madre de las Virgenes! /y aunque gimiendo bajo el peso de nuestros pecados/ nos atrevemos a comparecer ante tu presencia soberana./ Oh Madre de Dios/ no desprecies nuestras súplicas, antes bien/ escúchalas y acógelas benignamente. Amén.
Dios te Salve,/Reina de los cielos y tierra, querídisima Madre de los pecadores!/Llenos nuestros corazones de absoluta confianza,/acudimos a tu maternal afecto./ Somos pecadores y no merecemos tu protección./ Pero al contemplarte en la Medalla Milagrosa con los brazos abiertos,/ invitándonos a acercarnos a Tí/ y con las manos derramando a torrentes tus bendiciones/ animosos acudimos a tus pies,/ para exponerte nuestras urgentes necesidades.
(Pídese privadamente la gracia que se desea, o dése gracias por el favor recibido).
¡Oh María! / Tu eres después de Dios,/ nuestra única esperanza.
Escucha benigna la confiada oración/que en la presente necesidad/elevamos a tu misericordia,/ si es para gloria de Dios/ y bien de nuestras almas.
Al mismo tiempo,/deseándo ser verdaderos cristianos,/y por ello, merecedores de las miradas de Dios,/ y de tu protección,/ te suplicamos humildemente,/tierna Madre nuestra/ llenes nuestra alma del espíritu de oración,/ de humildad/ y de mortificación de nuestras pasiones./ Obtennos fidelidad/ en el cumplimiento de nuestros deberes religiosos/ y constancia en el bien hasta la muerte./
Ruega por nosotros. ¡ Oh María !/ y haznos participantes de los tesoros divinos / de que fuiste colmada en tu Purísima Concepción./ Así sea.
Santísima Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra: / Humildemente postrados ante tu altar / te entregamos y consagramos nuestro corazón y nuestra alma,/ prometiendote servirte con toda fidelidad hasta la muerte./Dígnate, Inmaculada Virgen de la Medalla Milagrosa, /aceptar benigna este ofrecimiento/ y alcánzanos de Jesús valor y gracia para cumplirlo.
Míranos como cosa tuya/ para que, custodiados por tu maternal bondad,/vivamos santamente/ muramos en gracia de Dios/ y consigamos la eterna felicidad de la Gloria. Amén.
Omnipotente y sempiterno Dios/salud de los que en Tí creen y esperan,/escucha las oraciones que te hacemos por nuestros enfermos, /y por intercesión de la Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, concede vida abundante a sus almas/ y devuélveles, según tu beneplácito,/la salud del cuerpo./ Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor. Amén. ¡¡ Sea para Gloria de Dios !!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Gracias Señor


Gracias Señor

Señor, Jesucristo,
gracias porque hoy nos dices
que no perdamos la calma,
que confiemos en Ti.
Cuando descubrimos tu amor
concreto, personal, comprensivo,
comprendemos con alegría
que te haces cargo de nuestra vida.
Aceptar tu amor nos transforma:
nos sentimos perdonados del todo,
percibimos tu fuerza para actuar,
oramos al Padre como hijos,
se conmueven nuestras entrañas
ante las injusticias y la marginación,
la humildad y la sencillez llenan nuestra vida.
Hoy te queremos repetir
las mismas palabras
que Tú nos enseñas en el Evangelio:
¡GRACIAS, SEÑOR
PORQUE ERES EL CAMINO,
PORQUE ERES LA VERDAD,
PORQUE ERES NUESTRA VIDA!
Gracias Señor.
Amén

Señor, Dios nuestro, estamos ante tu presencia.



Tu palabra es una lámpara a mis pies; ¡es la luz que ilumina mi camino! – Sal 119:105
Señor, Dios nuestro, estamos ante tu presencia.
Dirígete con misericordia a nosotros, tus pobres y débiles hijos humanos, que no sabemos a dónde acudir, a menos que tú nos ayudes con tu poder supremo.
Nosotros confiamos en ti. Tú nos ayudarás y siempre estarás con nosotros, e incluso en los momentos difíciles lograrás hacer tu voluntad para lo que es bueno.
Bendícenos hoy al reunirnos para escuchar tu Palabra.
Que sea siempre tu Palabra nuestra fuerza y alegría.
Tu Palabra da victoria en nosotros y en el mundo entero de modo que pueda hacerse tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Amén.

jueves, 6 de febrero de 2014

SANTA MARÍA Y SAN RAFAEL ARCÁNGEL


Hoy es día de El Arcángel Rafael y por eso mismo dirijo esta humilde Oración a LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA REINA DE LOS ÁNGELES!!!
Nuestros hermanos los enfermos nos piden que les hablemos de ellos, no pueden venir hasta su altar SANTA MARÍA Y SAN ARCÁNGEL. 
son prisioneros del dolor clavados a una cama en hospital, 
en sus casa o sobre la tierra húmeda de una cueva,
sufren día tras día esos hermanos nuestros necesitan de ustedes,
pasan las noches para ellos interminables, esperando el día,
SANTA MARÍA Y SAN RAFAEL ARCÁNGEL que la sanación llegue ahora a sus vidas,
Pasan el día con la ilusión de poder descansar por la noche,
necesitan de ustedes SANTA MARÍA Y SAN RAFAEL ARCÁNGEL!!
Envíenles Señora SANTA MARÍA Y SAN RAFAEL ARCÁNGEL,
un Ángel que su agonía les hable de ustedes que les diga
que ustedes son la salud de nuestra Tierra, que sufren con ellos
y que no los abandonan, que poder para sanar todas sus enfermedades.
Les pedimos que abran sus ojos para que los vean a ustedes y encuentren la vida,
la vida para su débil esperanza, la vida para su cuerpo,
Rueguen por ellos SANTA MARÍA Y SAN RAFAEL ARCÁNGEL!!!Amén 

Divina Misericordia Cantada

Video Nosa Senhora do Brasil

Donaciones