Buscar este blog

Cargando...

viernes, 8 de octubre de 2010

Oraciones Místicas


(Estas oraciones, reveladas por Nuestro Señor, como Sus peticiones a Su Padre Celestial durante su Pasión, fueron dictadas por Él a Bernabé, para que las recemos diariamente)




ORACIÓN PARA VENCER A SATANÁS

Y SUS AGENTES

(5 Julio, 1998)



“No teman a ese numerosa población del enemigo. Hijos, simplemente ofrezcan las heridas, dolores y la sangre de mi mano izquierda por su caída; los verán desaparecer como cenizas… Yo te aseguro, muchos reinos del enemigo desaparecerán al pestañeo del ojo. Rézala y enséñala a todos los hombres. Mi Sangre Preciosa salvará.”





¡Todos ustedes, gran número de enemigos de la Santa Muerte de mi Señor Jesucristo en la Cruz del Calvario, príncipe de las tinieblas y de la iniquidad, padre de los mentirosos! Yo me apoyo en la muerte de mi Señor Jesucristo, y ofrezco Sus dolores, Llagas, y la Preciosa Sangre de Su mano izquierda al Padre Eterno, por vuestra caída, destrucción y castigo.



¡Sangre Preciosa de mi Señor Jesucristo, reina en mí y en las vidas de todos los hombres! Amén



ORACIÓN PARA LA PROTECCIÓN

Y UNIDAD DEL REBAÑO

(6 Julio, 1998)



(“Hijos míos siempre que ustedes digan esta oración ustedes están haciendo que la hora de Mi Reino en la tierra venga más pronto. Por medio de esta oración mi Padre me hará bajar más pronto; será la hora del Segundo Pentecostés, cuando mi oración de que todos sean uno se cumplirá… Todos los que continúen esta devoción, se gozarán grandemente cuando mi Reino venga. Yo los protegeré siempre”.)



Padre Eterno, yo te ofrezco todas las Llagas, dolores, y la Preciosa Sangre de los Sagrados Pies de Tu Hijo, Nuestro Señor y Maestro, por todos Tus hijos que están vagando como ovejas sin pastor por este bosque tenebroso. Protégelos de los depredadores salvajes y dales la paz para que sean uno, y unidos lo mismo que el clavo unió los Pies de mi Señor y Salvador Jesucristo.



Sangre preciosa de Jesucristo – reina por siempre. Amén





ORACIÓN PARA EL REFUGIO DENTRO DEL

SAGRADO COSTADO DE JESUCRISTO

(7 de Julio, 1998)



(“Hijos míos, estos días de maldad de maldad engullirán muchas almas. Por eso es que te enstoy enseñando esta milagrosa oración, para que todos ustedes puedan ser salvados. Mi Sagrado Costado está abierto para todos los hombres. Rézala y hazla conocer a todos los hombres. Todosd los que enseñen esta oración serán protegidos. Yo los amo a todos. Corran por sus vidas…”)



¡Oh Padre Amado, Dios de Abraham, Isaac y Jacob, que protegiste a los antiguos israelitas bajo Tus santas alas, de la inclemencia del frío y en el calor del desierto; te ofrezco la bendita muerte de mi Maestro y Salvador Jesucristo por la protección de Tu pueblo, que está disperso por todo el mundo. Que la Sangre y el Agua nos laven y fortalezcan, nos guarden y limpien para que podamos encontrar un hogar en el Sagrado Costado de Tu Hijo, que lo abrió para todos los hombres. Amén.



Sagrado Costado de Jesucristo, sé nuestro hogar para protegernos. Amén





ORACIÓN PARA LIBERACIÓN DE MALDICIONES ANCESTRALES

(8 Julio, 1998)



(“Hijos míos récenla y háganla a conocer a todo el mundo. Todos los que están bajo maldiciones y que constantemente digan esta oración, se liberarán de ellas. Y las familias que están sufriendo por la maldición de los pecados cometidos por sus antepasados, y que recen durante 144 días esta oración serán liberadas. Todos los que estén expuestos a mosis, serán salvados y también liberados de sus maldades si ellos constantemente dicen esta oración y se arrepienten”.)



¡Padre Eterno, Tu eres el único Dios inmortal, Dios que es Amor, Misericordia y Bondad! Mira a Tu Unigénito Hijo, Jesucristo, y ten misericordia. Yo te ofrezco el dolor de Su Flagelación en la columna, Sus Llagas y Sangre, por todo Tu pueblo que está bajo el peso de la maldición, debido a los pecados de sus ancestros, y su desobediencia rompiendo la alianza que habían hecho Contigo.



Libéranos por la Flagelación de Tu Hijo, sánanos por de Sus Heridas, y sálvanos a por Su Sangre Preciosa. Amén



¡Sangre Preciosa de Jesucristo, libéranos de la maldición!



¡Santas Llagas de Jesucristo, sanen nuestras heridas!



¡Por Tu flagelación, séllanos! Amén.









ORACIÓN PARA EL

SOSTENIMIENTO DE LA FE

(9 Julio, 1998)



(“Cuando estaba a punto de dejar a mi pueblo en la tierra, mi agonía aumentó más cuando recordé su falta de fe, También recordé que el tiempo que se avecina es terrible y aterrador; que muchos me traicionarán como Judas, mientras otros negarán que me conocen. Hijos, recen siempre esta oración por la fe y háganla conocer en el mundo entero antes de que el tiempo de la perdición llegue con toda su fuerza. Si tienen un poquito de fe, aún si es como una semilla de mostaza, ustedes resistirán ese tiempo. Esa milagrosa oración es poderosa. Enséñenla a todo el mundo. Yo los amo a todos.”)









¡Omnipotente y Omnisciente Dios, Dios de Elías y los profetas, mira la Sagrada Cabeza de Tu Unigénito Hijo y ten misericordia! Levántate y salva a Tu pueblo. Te ofrezco toda la vergüenza, el dolor, las Llagas y la Preciosa Sangre de la Sagrada Cabeza de Tu Hijo, por todos Tus hijos que están viviendo estos tiempos de maldad. Fortalece nuestra fe mediante la redención de Tu Hijo Jesucristo, y sálvanos por la Sangre Preciosa de Su Sagrada Cabeza. Que nosotros por medio del sufrimiento de Tu Hijo Jesucristo, aprendamos a sufrir en Ti, y a morir en Ti. Amén.



Martirio sagrado de Jesucristo- aumenta nuestra fe. Amén





ORACIÓN PARA LA MANIFESTACIÓN

DE LA DIVINA VOLUNTAD

(10 Julio, 1998)



(“Mi agonía… aumentó más y más cuando entré en Getsemaní. Miré a mi gente que estaban dormidos mientras el enemigo estaba acercándose rápidamente y ganando terreno… mi agonizante corazón se rompió con estas palabras “¿por qué duermen, no podrán velar conmigo ni una hora? Oren para que no caigan en tentación.” Cuando me arrodillé de nuevo el peso de mi muerte me abrumó. “Padre, aparte de mí este cáliz, pero que no se haga mi voluntad sino la tuya”… Finalmente, miré al cielo y oré a mi Padre, por eso, dala a conocer a todo el mundo, por el reino de mi Padre en la tierra.”)



Padre Eterno, Tu eres el Creador y Autor de la vida. Tú amas el mundo que creaste. Es por esto que enviaste a Tu Hijo único, a redimir el mundo, a fin de que viniera a nosotros Tu Reino. Mira a Tu Hijo y levántate de Tu Trono. Levanta Tu Mano derecha y salva a Tu pueblo.



Yo te ofrezco todos los sufrimientos, los dolores y la muerte de Tu Hijo Unigénito a quién Tú amas, por Tu triunfo y reinado sobre la tierra. Que a través de la Preciosa Sangre de Tu Hijo, hagas un nuevo pacto, y traigas a todos Tus hijos a Tu Santa Voluntad. Amén.



¡Preciosa Sangre de Jesucristo, reina por siempre! ¡Agonizante Jesucristo, nosotros Tu Reino Venga! Amén





ORACIÓN PARA EL FORTALECIMIENTO

EN EL CASTIGO VENIDERO

(13 Julio, 1998)





(“Hijos míos, oren parA que este período que están viviendo ahora sea más corto. Oren también para que su fe no desfallezca. Estén en guardia y vigilen siempre… ¿Cuántos de ustedes pelearán y harán retroceder a mi adversario, rescatarán y traerán a casa a los cautivos?... Hijos míos aprendan esta oración y récenla siempre especialmente en los tiempos de tribulación… Cuando mi gente me condenó, me rechazó y dijo “¡Crucifícalo, crucifícalo! Yo miré al cielo y roré a mi Padre diciendo…”)



Padre Misericordioso y amoroso, Tu deseo es que todos los hombres se salven. Mira bondadosamente a Tu Hijo rechazado y condenado por los hombres, que sufrió tantas torturas, y sufrirá muchas más por los pecados de Tu pueblo. Mira lo que el pecado ha hecho a Tu Hijo Unigénito. Te ofrezco todas las torturas, dolores, repudio y vergüenza que sufrió Tu Hijo Jesucristo, para que todos los que estamos viviendo en estos días de maldad, tengamos la fe necesaria para sobrellevar las pruebas, y paciencia para soportar las torturas. Que a través de los sufrimientos de Tu Hijo único, podamos luchar hasta el fin. Amén



¡martirio de Nuestro Señor aumenta nuestra fe! ¡Preciosa Sangre de Jesucristo, sálvanos! Amén.





ORACIÓN PARA LAS OVEJAS CAÍDAS Y

EL DESFALLECIMIENTO DE LA

(22 Julio, 1998)



(“Yo ví el constante abandono de la fe por parte de mi pueblo y cómo persistentemente niegan a su Dios y me crucifican a mi diariamente. Los dolores crecen en intensidad cuando veo lo difícil que será para ellos regresar… Muchos se detuvieron en su camino por que pensaron que el camino era muy difícil y muy largo…Qué gran numero de los de mi pueblo perderán la esperanza y caerán…YO LES DIGO, “Hijos Míos, ¡Despierten y estén firmes! Durante mi Pasión yo recordé todas esas cosas y las ofrecí a mi Padre en oración” Por medio de ella, mi Padre derramara sobre ustedes todas las gracias necesarias para fortalecerlos hasta el final. Todos los que oren devotamente obtendrán la plenitud del Espíritu Santo y aprenderán a ser obedientes y humildes”.)





Eterno y Amado Padre, mira bondadosamente a Tu Hijo Unigénito. Mira la pesada cruz que prepararon para Tu Hijo, y ten misericordia de Tu pueblo. Yo te ofrezco todos los dolores, sufrimientos y la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, Emmanuel, por toda la gente que ha abandonado su fe, y por los que la abandonarán en las colinas y valles de este mundo. Que por las caídas que sufrió Tu Hijo bajo la Cruz, tengan la fortaleza de levantarse nuevamente, y permanecer firmes en la verdadera fe. A través del océano de Su Sangre Preciosa derramada bajo la Cruz por las calles de Jerusalén, fortalece a todos los que desean hacer Tu Voluntad. Amén.



¡Sangre Preciosa de Jesucristo, fortalece nuestras almas débiles!







ORACIÓN PARA PEDIR EL REINO

DE GLORIA SOBRE LA TIERRA

(27 Julio, 1998)



(“La manifestación del Dragón Rojo y del Anticristo en la ultima hora de esta era, perforo mi corazón grandemente durante mi ministerio en la tierra y aún más cuando iba a dar mi ultimo suspiro en la Cruz. Mientras estaba colgado en

La Cruz veía al orgulloso Dragón que alardeaba de reinar por siempre en la tierra…Yo ofrecí esta oración silenciosamente a mi Padre por la caída del enemigo de la Cruz…Hijos Míos, mediante esta oración el Anticristo y el Dragón Rojo y sus agentes tendrán un corto tiempo de reinado en la tierra. Mientras más oren se abreviara su tiempo de reinado en la tierra.”)





¡Oh Amado y Misericordioso Padre, que todo lo sabes y eres Todopoderoso, el Alfa y Omega, el Padre Eterno que creó todas las cosas! Tu naturaleza te impide desamparar a Tus hijos. Mira bondadosamente a Tu Hijo Unigénito Jesucristo que vino a salvar a los hombres y a traer Tu Reino a la tierra. Te ofrecemos todas las agonías, torturas, dolores y la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, con el fin de vencer a todos los enemigos de la Santa Cruz de Salvación, el Anticristo y el Dragón Rojo que están luchando contra la verdad ahora y al final de este tiempo.



Que a través de la Preciosa Sangre de Nuestro Redentor, y por Su último aliento sobre la tierra, desaparezcan como espuma expuesta al sol, para que Tu Reino venga pronto sobre la tierra. Amén.



¡Preciosa Sangre de Jesucristo, venga a nosotros Tu Reino! Amén.





ORACIÓN CONTRA LOS PECADOS

DE LA CARNE

(28 Julio, 1998)



(“¿Sabes que estuve desnudo a la vista de todos los hombres, para que tú pudieras vencer y matar los deseos de la carne, los cuáles llevan al pecado de la fornicación y el adulterio?? Hijos, mi adversario usó este pecado para reclamar a todos los hombres como suyos.” “Cualquier pecador que constantemente rece esta oración ganará arrepentimiento verdadero. Entre más la recen, más serán los que volverán a mí y dejarán la fornicación y el adulterio. Muchos se perderán por los pecados de la carne. Trabajen duros para salvar almas…”)







Padre Santo y Misericordioso, Tu Hijo Unigénito está desnudo a la vista de todos los hombres, para que Tu pueblo conozca y tema Tu Santa Ley. Acepta mi humilde oración por todo Tu pueblo que vive en iniquidad, fornicación y adulterio, para que a través de la vergüenza y la desgracia que soportó Tu Hijo único, toques sus vidas, para que se conviertan y se salven. Que ellos, a través de la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, la cual te suplico caiga sobre sus cabezas, se conviertan y salven, y a través de la vergüenza de tu Hijo los lleve a la contrición. Amén.





ORACIÓN PARA BAUTIZAR A

LOS BEBES ABORTADOS

(29 Julio, 1998)





(“Hoy la sangre de los niños inocentes ha llenado el cielo. El número de éstos es grande, muy grande: la ira del Padre Eterno está a punto de caer sobre la humanidad… esa sangre perturba Mi agonizante Corazón y aumenta mi agonía… Por medio de esta oración un gran número de bebés no nacidos, serán salvados; rézala diariamente y hazla conocer en este mundo. Quienquiera que la enseñe no se perderá. Las almas de los inocentes no dejarán que se pierda. Yo, son mi amor y misericordia, los protegerá de caer en pecado mortal.”)



Padre Celestial, Tu amor es eterno. Por Tu amor infinito, salvaste al mundo a través de Tu Hijo Unigénito Jesucristo. Mira a Tu único Hijo sobre la Cruz, sangrando sin cesar, por el amor a Su pueblo, y perdónanos. Purifica y bautiza a los niños abortados con la Preciosa Sangre y Agua que brotó del Sagrado Costado de Tu Hijo, que colgaba muerto en la Cruz para salvarlos, en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.



Que a través de la santa muerte de Jesucristo, ellos reciban la vida eterna, por Sus Llagas sean sanados, y por Su Sangre Preciosa sean liberados. Que se regocijen junto a los Santos en el Cielo. Amén





ORACIÓN DE REPARACIÓN AL ETERNO PADRE

(22 de Julio, 1999)





“(Todos lo que adoran mi Sangre Preciosa, consuelan a mi Padre que ama mucho a su Hijo. Mientras adoran mi Sangre Preciosa, los dolores de mi Sagrado Corazón son aliviados. El sufriente Corazón de mi Madre también será consolado. Hijos, adoren mi Sangre Preciosa y ofrézcanla a mi padre para obtener misericordia. Escuchen esta oración. Récenla siempre en reparación por los pecados del mundo. Récenla tres veces al día cada vez que la recen, yo les aseguro que la Divina Misericordia se multiplicará. Récenla para que sean liberados del fuego de la purificación. Hijos, denla a conocer a todo el mundo”.)





Padre Eterno, te ofrezco todas las Heridas de Tu amadísimo Hijo Jesucristo, los dolores y agonías de Su Sacratísimo Corazón, y Su Preciosísima Sangre que brotó de todas Sus Heridas, en reparación por mis pecados y los pecados del mundo entero Amén (3 veces)





INVOCACIÓN PODEROSA PARA PEDIR PROTECCIÓN

Para ser recitada sosteniendo el Crucifijo en lo alto

(7 de Julio, 1997)



¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración! ¡A Ti, oh arma poderosa!



¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración! ¡A Tu Sangre Preciosa!



Misericordioso Jesucristo Agonizante, derrama Tu Sangre Preciosa sobre las almas. Satisface nuestra sed, y vence al enemigo. Amén.



Sangre Preciosa de Salvación, combate al enemigo. (tres veces)
Publicar un comentario en la entrada

Divina Misericordia Cantada

Video Nosa Senhora do Brasil

Donaciones